Fiam Care

¿Son seguros los COBOTS para los operadores? Aquí explicamos por qué pueden elegirse con confianza

El uso de cobots de dimensiones compactas en las líneas de producción es cada vez más frecuente, ya que son ideales para:

  • automatizar las operaciones repetitivas y aprovechar al máximo las capacidades de los operadores
  • realizar automáticamente la mayoría de las aplicaciones de atornillado
  • se pueden reprogramar rápidamente y utilizar para diferentes aplicaciones, lo que los convierte en la opción perfecta incluso para producciones de bajo volumen o para flujos de trabajo cambiantes y con rápidos cambios de ajustes operacionales.

Sus características también ofrecen:

  • flexibilidad a la automatización de los procesos, (pueden programarse para funcionar en modo reducido cuando una persona ingresa a la zona de trabajo del robot y reanuda la velocidad máxima cuando la persona se aleja)
  • muy fácil de programar y tiempos de configuración muy rápidos
  • incremento de la capacidad de producción, la calidad de los procesos de atornillado y, por lo tanto, de los productos finales.

Sin embargo, los aspectos sobre la seguridad para los operadores durante el uso de estos dispositivos son cuestiones muy importantes para una elección consciente ya que, al ser una novedad productiva bastante reciente, se habla poco sobre los aspectos relacionados con la seguridad y las normas subyacentes.

Veamos lo que prescriben las normas:

Las normativas establecen que: « …en el uso de aplicaciones colaborativas, hay dos macro tipos de riesgos que deben analizarse: los contactos y el acceso al espacio de trabajo.El objetivo que se debe alcanzar, siempre de acuerdo con la normativa, es una transferencia mínima de energía desde el sistema robotizado a la persona, y sistemas para minimizar este tipo de riesgo son la reducción de la velocidad y de la fuerza, la reducción de las masas en movimiento (es decir el peso del robot), la adopción de formas redondeadas o suaves, el uso de sistemas de control de fuerza/par».

Al analizar los cobots utilizados para el atornillado automático, podemos observar que todos están equipados originalmente con sensores que detectan el contacto con objetos/personas.

En los de Fiam, el dispositivo de atornillado automático fijado a la muñeca del cobot es del tipo de autoavance. 

¿Qué significa de autoavance?

Es un dispositivo patentado que permite el avance automático de la punta hacia el tornillo y, al requerir poca fuerza para atornillar, es un sistema perfectamente adecuado en cuanto a la seguridad.

Además, dicho dispositivo permite el cumplir plenamente con las indicaciones dadas por las normas ya que:

  • es muy ligero y de dimensiones muy compactas
  • el tornillo siempre queda dentro de las pinzas de retención y el tornillo se dispara solo cuando el cabezal del atornillador es colocado por el cobot en el punto de atornillado: esto significa que la punta del tornillo nunca está presente en los movimientos y, por lo tanto, no es posible que lesione al operador.

Si usted también desea implementar este tipo de tecnología y desea obtener más información sobre cómo mejorar el rendimiento de sus procesos de producción, rellene el formulario en el siguiente enlace: http://bit.ly/30sbzF4

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *