Soluciones para la automatización

Motores neumáticos

Descubra todas las ventajas de la tecnología neumática

 

1. Facilidad de gestión y control

El par, velocidad y sentido de rotación son los parámetros fundamentales de los motores neumáticos y pueden ser modificados y controlados sencillamente y sin el auxilio de unidad de control como en el caso del motor eléctrico. El sentido de rotación puede ser invertido de manera instantánea.

2. Simples métodos para regular las prestaciones

Las prestaciones de un motor neumático dependen de la presión dinámica del aire de alimentación medida a la entrada del motor; luego con una simple regulación del aire de entrada, a través de la presión y/o del caudal de aire, se pueden conseguir las variaciones proporcionales de par y velocidad. ¿Quiere saber más sobre las regulaciones del aire? ¡Descarga el ebook aquí!

3. Funcionamiento siempre asegurado

Los motores neumáticos garantizan un arranque instantáneo también a bajas presiones de alimentación. Los materiales constructivos de alta resistencia hacen fiables aún por el uso con elevadas cargas radiales y/o axiales. A diferencia de los motores eléctricos, también funcionan en entornos con interferencias eléctricas o magnéticas y naturalmente no influencian a su vez las instrumentaciones colindantes.

4. Seguridad

Con respecto a los motores eléctricos de igual potencia, trabajan en las condiciones más duras de uso, soportan arranque y detenciones repetidas y si llevan a parar por calado, no generan nunca ningún sobrecalentamiento: el motor neumático en efecto se enfría cuando se acciona y por lo tanto se evita riesgo de corto circuito. Las características constructivas del motor impiden a los gases explosivos alcanzar las partes giratorias y las versiones ATEX están disponibles para entornos particularmente peligrosos.

5. Uso en ambientes esterilizados

Los motores neumáticos soportan altas temperaturas, humedad y son idóneos para entornos estériles tales como los del sector alimentario dónde son frecuentes actividades de limpieza y esterilización. Los modelos de acero inoxidable con Protección IP67 funcionan de hecho bajo el agua u otros líquidos y también corrosivos. Es suficiente utilizar materiales constructivos idóneos para prevenir la corrosión de los materiales.

6. Bajos consumos

Consumen tres veces menos que un motor eléctrico, que consume mucha más energía cuando hay que parar y volver a accionar frecuentemente durante un turno de trabajo.

7. Dimensiones reducidas

Las dimensiones de los motores neumáticos son igual a un cuarto de un motor eléctrico de potencia equivalente. Esto significa una gran ventaja para los proyectistas de máquinas que pueden conseguir, con mínimas dimensiones, motores con grandes velocidades prestacionales.

 

¿Quieres una alternativa a lo que ya usas?

escríbenos: realizaremos una oferta en 24 horas, sin compromiso