Fiam Academy

Por qué es importante controlar el T.C.O. del parque de herramientas

La persona encargada del mantenimiento y el control de la gestión de costes sabe bien lo importante que es el TCO, el “Total Cost of Ownership”, esto es el coste total de propiedad de un bien.

Este enfoque metodológico se basa en la consideración que el coste total de propiedad de un equipo industrial no depende solo de los costes iniciales de compra, sino también de todos los costes que se producen durante toda la vida de utilización, incluida la eliminación, y se presenta como un método óptimo para medir los costes totales, ya que se identifican todos los gastos que pueden o que deben soportarse, en términos claros y que se puedan medir.

Justamente para poder disponer de datos claros y que se puedan medir, Fiam cada año analiza el T.C.O de sus atornilladores neumáticos empleados en el sector automovilístico: gracias los exhaustivos análisis efectuados en sus laboratorios, se puede afirmar que el precio de compra de un atornillador Fiam, sumado al de las piezas de recambio que se deben utilizar, por ejemplo a lo largo de seis años, es extremadamente ventajoso respecto al de los principales competidores.

Por ejemplo, en el sector del automovilismo, donde la continuidad productiva de las líneas de montaje es fundamental, la elección de un atornillador neumático es de por sí una elección imprescindible y que supone un ahorro. No solo por los reducidos consumos de aire comprimido, sino sobre todo por la eficiencia que estos instrumentos de trabajo ofrece y que permanece invariada a lo largo de los años.

En el caso de Fiam, la larga duración de los componentes internos está garantizada por un atento diseño y por la calidad de los procesos productivos, que se traduce posteriormente en unos costes menores de mantenimiento y de reparación.

Los factores discriminantes en la elección se convierten también en costes de mantenimiento para mantener la eficiencia a lo largo del tiempo de las prestaciones de un atornillador y obtener de esta manera un TCO bajo.

En términos de ahorro energético, entre otros, surge de manera espontánea una pregunta: ¿es mejor una solución para atornillar eléctrica o una neumática? Esta elección depende de múltiples factores y Fiam realiza para sus clientes análisis personalizados para valorar, según las modalidades productivas y otros factores, qué inversión es mejor, si un atornillador eléctrico o uno neumático. Dado que Fiam es el único fabricante europeo capaz de ofrecer soluciones para atornillar tanto neumáticas como eléctricas, el cliente obtendrá exclusivamente la solución más adecuada para su situación productiva, teniendo en cuenta el ahorro energético y una mayor productividad.

Descubre lo que puedes ahorrar con las soluciones Fiam para atornillar: neumáticas o eléctricas, están todas dotadas de sistemas para el control de proceso. Pídenos las tablas comparativas del TCO para comprobar cómo puedes concretar un ahorro, ya que el mantenimiento y la manutención de un bien en lugar de una nueva compra se traducen sin ninguna duda también en un ahorro energético.

¿Este artículo es útil? ¡No te pierdas nuestros consejos y síguenos en Facebook, LinkedIn y Youtube!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *